SERVICIO

Neuro Estimulador Intracraneal

¿Qué es neuroestimulador intracraneal?

El neuroestimulador intracraneal es un dispositivo médico de última generación diseñado para el tratamiento de la depresión resistente encontrado alivio en otras terapias.

Protocolo de actuación

  • No precisa ingreso ni preparación previa.
  • El paciente puede retomar inmediatamente su actividad cotidiana.
  • Es indolora y no precisa anestesia.
  • Estimula circuitos cerebrales específicos.
  • Disminuye los riesgos inherentes a los fármacos.

¿Cuál es su utilidad?

La EMT es una técnica de estimulación cerebral no invasiva para el tratamiento de trastornos psiquiátricos como la depresión resistente, depresión bipolar, trastorno obsesivo-compulsivo, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, abuso de sustancias, entre otras, para el tratamiento de enfermedades neurológicas como el Ictus, el deterioro cognitivo, demencia o enfermedad de Parkinson.

Además, está indicada en el tratamiento del dolor (dolor crónico, dolor neuropático, dolor visceral, neuralgia del trigémino, migraña, fibromialgia) y en otras patologías como los acúfenos.

Preguntas frecuentes

Con la EMTr, entre el 10 y el 20% de las personas estimuladas, se quejan de dolor de cabeza transitorio después de terminar. El dolor cede fácilmente con analgésicos habituales.

 

Existen algunas condiciones que pueden contraindicar la EMT: el uso de prótesis con componentes metálicos en alguna parte del cuerpo, los marcapasos cardiacos y los implantes metálicos intracraneales; también la presencia de epilepsia mal controlada. El tratamiento debe ser individualizado en cada paciente y deberán ser adoptadas las decisiones oportunas a cada situación.

 

Es un tratamiento seguro, tan solo pueden sentir algo de cefalea al comienzo del tratamiento.

El seguimiento es constante por el psiquiatra y se van tomando decisiones dependiendo de la evolución del tratamiento.

Es un tratamiento ambulatorio, no lleva más de 30 minutos por sesión y el paciente solo siente unos leves pulsos en la cabeza. Durante la sesión, siempre hay un especialista pendiente por si siente alguna molestia (algo que es raro que ocurra)

Depende del paciente, pero la media es desde la primera semana de tratamiento.

Se recomienda interrumpir la toma de antibióticos, herbáceos, antihistamínicos y probióticos 4 semanas antes de la prueba. Si no pudiera dejar algún tratamiento, deberá informarlo en el petitorio.

No olvides que...

El uso de un neuroestimulador intracraneal es una decisión compleja que debe tomarse en consulta con un equipo de profesionales de la salud especializados en trastornos neurológicos y neurocirugía.