SERVICIO

Traumatología Regenerativa

¿Qué es la terapia
de regeneración osteoarticular ?

La terapia de regeneración osteoarticular es un tratamiento innovador diseñado para restaurar la funcionalidad y aliviar el dolor en articulaciones afectadas por desgaste, lesiones o enfermedades degenerativas. Esta solución terapéutica representa un gran avance para pacientes que buscan mejorar su calidad de vida sin recurrir a procedimientos invasivos.

Protocolo de actuación

 De acuerdo con la información médica proporcionada, el tratamiento se administra de acuerdo con el criterio médico y puede incluir distintos tipos de compuestos como plasma rico en plaquetas (PRP), terapia con monocitos sanguíneos, células madre o células mesenquimales. Cada uno de estos tratamientos se elige en función de las necesidades específicas del paciente y la condición que se está tratando.

  • Utiliza tecnologías avanzadas para estimular la regeneración de tejido articular.
  • Procedimientos que no requieren cirugía abierta, disminuyendo los riesgos y el tiempo de recuperación.
  • Personalización del Tratamiento: Adaptado a las necesidades específicas de cada paciente para optimizar los resultados.

¿Cuál es su utilidad?

  • Alivio del Dolor: Ofrece una significativa reducción del malestar y mejora en la movilidad de las articulaciones. Recuperación de la Función Articular: Favorece la regeneración de cartílagos y mejora la función de las articulaciones.

  • Prevención de Procedimientos Mayores. Puede disminuir la necesidad de intervenciones quirúrgicas más complejas y sus posibles complicaciones.

  • Consideraciones antes de la Terapia. Antes de optar por esta terapia, es importante realizar una valoración médica completa para determinar si es el tratamiento más adecuado según el estado de salud y expectativas del paciente.

Preguntas frecuentes

El tratamiento con PRP implica usar plasma enriquecido con factores de crecimiento extraído de la sangre del paciente. Se administra en un entorno estéril con anestesia local y mediante guía ecográfica para asegurar la precisión. Es un proceso rápido, ambulatorio y con bajo riesgo de efectos secundarios o rechazo, que busca mejorar el dolor, la inflamación y la función articular. No se recomienda en ciertas condiciones patológicas.

Antes del tratamiento con PRP, no se deben tomar antiinflamatorios como el ibuprofeno durante la semana previa y se debe ajustar la medicación anticoagulante siguiendo indicaciones médicas. El paracetamol es recomendable para el dolor. Antes de la infiltración, se requiere ayuno relativo de grasas y se permite consumir ciertos líquidos y frutas hasta 6 horas antes del procedimiento.

Para el tratamiento completo con plasma rico en plaquetas se aconsejan 3 infiltraciones espaciadas 1-2 semanas entre ellas. Se pueden realizar varias infiltraciones de plasma rico en plaquetas en diferentes articulaciones en una misma sesión.

Después de la infiltración de PRP, se recomienda reposo relativo sin necesidad de inmovilización total. Se pueden hacer actividades ligeras, personales y laborales de oficina. Es aconsejable evitar el deporte por 24-48 horas y aplicar hielo en la zona. En caso de dolor, se debe preferir el paracetamol y evitar antiinflamatorios para no afectar la regeneración celular.

La terapia con monocitos sanguíneos es un tratamiento ambulatorio que no necesita ayuno y se basa en la extracción y procesamiento de sangre del paciente para obtener células mononucleares. El procedimiento, que dura de 25 a 40 minutos y se realiza con anestesia local y en condiciones estériles, utiliza ecografía de alta resolución para la aplicación precisa. Mejora la recuperación postquirúrgica y ayuda en la regeneración de tejidos como el fibrocartílago.

La semana antes del tratamiento se recomienda no tomar antiinflamatorios (ibuprofeno y derivados). Y previo a la infiltración habrá que retirar cualquier tipo de anticoagulantes (sintrom, Xarelto, heparina) según la pauta específica establecida. Si se necesitan tomar analgésicos, el paracetamol sería el de elección. No se requiere de ayunas para este tratamiento, por lo que aconsejo a mis pacientes realizar alguna ingesta suave 1 hora antes de la extracción de sangre, para evitar mareos o hipoglucemias en el momento de la extracción de sangre y/o infiltración.

Para patología articular y tendinosa se usa una única aplicación. Se pueden infiltrar varias articulaciones en una misma sesión.

Las complicaciones con esta técnica son mínimas y muy poco habituales en relación con el propio pinchazo. Al realizarse con la propia sangre del paciente no existe posibilidad de rechazo.

Las células mesenquimales se extraen de la grasa del paciente con una mini-lipoaspiración simple, sin sutura, bajo anestesia local en clínicas ambulatorias. El proceso, que dura menos de una hora, utiliza células del paciente para evitar el rechazo y un ecógrafo de alta potencia para aplicar las células en la zona afectada. Se utiliza un sistema cerrado con solución salina para mantener las células puras y naturales.

 

Antes del tratamiento, se debe evitar tomar antiinflamatorios y suspender anticoagulantes según indicaciones. Se prefiere paracetamol para el dolor. Se requiere ayuno de al menos 6 horas debido a la sedación intravenosa necesaria para el procedimiento.

Para patología articular y tendinosa se usa una única aplicación. Se pueden infiltrar varias articulaciones en una misma sesión.

Después de la infiltración, no es necesario guardar reposo absoluto y se puede continuar con actividades diarias ligeras. Se aconseja el uso de muletas o cabestrillo para aliviar la zona tratada. Se debe usar una faja abdominal por 5-7 días post-procedimiento para prevenir hematomas. En caso de molestias, aplicar hielo y analgésicos suaves, evitando antiinflamatorios durante las primeras tres semanas tras el tratamiento.

Es una terapia sencilla que se hace de manera ambulante para la cual no es necesario ni estar en ayunas. El ácido hialurónico se presenta en una jeringa estéril y lista para inyectar. Se infiltra en un ambiente de asepsia con anestesia local bajo control ecográfico en la zona patológica a tratar. El proceso puede durar entre 5 y 10 minutos.

¿Requiere alguna preparación previa al tratamiento con ácido hialurónico?

La semana antes del tratamiento se recomienda no tomar antiinflamatorios (ibuprofeno y derivados). Y previo a la infiltración habrá que retirar cualquier tipo de anticoagulantes (sintrom, Xarelto, heparina) según la pauta específica establecida.

Si se necesitan tomar analgésicos, el paracetamol sería el de elección.

No se requiere de ayunas para este tratamiento, por lo que aconsejo a mis pacientes realizar alguna ingesta suave 1 hora antes de la extracción de sangre, para evitar mareos o hipoglucemias en el momento de la extracción de sangre y/o infiltración.

Para el tratamiento completo con ácido hialurónico intraarticular de alto peso molecular y alta pureza con 1-2 infiltraciones al año es suficiente.

Se pueden realizar varias infiltraciones de ácido hialurónico en diferentes articulaciones en una misma sesión.

Tras la infiltración eco guiada de ácido hialurónico no se requiere de inmovilización completa de la articulación tratada. Se recomienda solamente reposo relativo de la zona. Se puede usar la articulación para actividades suaves y de aseo personal o trabajo de oficina.

Se aconseja reposo deportivo de 24-48 y hielo local. En caso de necesidad de tomar analgésicos se recomienda paracetamol únicamente y evitar los antiinflamatorios pues estos pueden interferir en el proceso de regeneración celular.

Las complicaciones con estas técnicas son mínimas y muy poco habituales en relación con el propio pinchazo. En algún caso muy puntual puede haber una artritis reactiva al producto que es autolimitada con hielo y reposo y cede en 1-2 semanas.

Se recomienda interrumpir la toma de antibióticos, herbáceos, antihistamínicos y probióticos 4 semanas antes de la prueba. Si no pudiera dejar algún tratamiento, deberá informarlo en el petitorio.

No olvides que...

La terapia de regeneración osteoarticular es una opción avanzada para aquellos que enfrentan retos en su salud articular y desean una solución menos invasiva. Con resultados prometedores y un enfoque personalizado, esta terapia se perfila como un recurso valioso para el manejo de enfermedades y lesiones articulares.