Enfermedad inflamatoria intestinal crónica

Enfermedad Inflamatoria Intestinal Crónica (EIIC)

La doctora Marta Cruz, especialista en aparato digestivo nos habla por ser el día, se la enfermedad inflamatoria intestinal Crónica. 

Qué es la Enfermedad Inflamatoria Intestinal Crónica

Comprende 2 entidades principales: la COLITIS ULCEROSA y la ENFERMEDAD DE CROHN.
La colitis ulcerosa afecta al colon mientras que la enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano. 

Colitis Ulcerosa. Definición

Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que cursa en brotes y caracterizada por una inflamación limitada a la MUCOSA del colon. Casi siempre afecta al RECTO (parte más distal del colon) y se puede extender de forma CONTÍNUA sobre otras áreas de la mucosa colónica. Dependiendo de dicha extensión recibe diferentes nomenclaturas:

  • Proctitis ulcerosa: afecta al recto
  • Proctosigmoiditis: afecta a recto y sigma
  • Colitis izquierda: afecta a recto, sigma y colon hasta ángulo esplénico
  • Pancolitis: afecta desde recto hasta porción más proximal, o colon derecho.

Enfermedad de Crohn. Definición

Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que cursa en brotes y caracterizada por una inflamación que afecta a TODAS LAS CAPAS (transmural) del colon, pero no de forma continua sino alterna, es decir, ALTERNA con zonas de mucosa SANA. Aunque puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo la región más comúnmente afectada es el íleon terminal y el colon derecho o proximal. 

Prevalencia e incidencia

Ha ido aumentando con los años, hasta el punto de pasar de 3.7millones de personas diagnosticadas en 1990 a 6.8 millones de personas en el mundo en el año 2017.
Aunque puede presentarse a cualquier edad los estudios hablan de dos picos de incidencia: entre los 15-30 años y otro pico entre los 50-70 años.

Severidad

La afectación se clasifica en leve , moderada o severa dependiendo de la clínica del paciente (número de deposiciones al día, cantidad de sangre con cada deposición, presencia de síntomas extraintestinales como dolor articular o muscular, cansancio, anemia) ; dependiendo de parámetros analíticos (presencia de anemia , ferropenia, elevación de parámetros inflamatorios en la analítica como PCR, VSG..) y dependiendo de los hallazgos endoscópicos (presencia de eritema, úlceras de mayor o menor tamaño, sangrado espontáneo…)

Factores de riesgo

    • Tabaco: aumenta el riesgo de enfermedad de Crohn, pero no de colitis ulcerosa
    • La ingesta de grasas poliinsaturadas aumenta el riesgo de tanto Colitis ulcerosa como enfermedad de Crohn y se asocia a mayor recidiva de brotes en colitis ulcerosa.
    • La deprivación de sueño se ha asociado a aumento de riesgo de aparición de colitis ulcerosa
    • Tener una gastroenteritis aguda se ha asociado a estas enfermedades.
    • Infecciones por virus, hongos, micobacterias… podrían favorecer también su aparición, pero no se ha detectado un patógeno concreto.

Síntomas

  • Dolor abdominal
  • Diarrea: con frecuencia puede ir acompañada de moco o sangre o sensación de evacuación incompleta al ir al lavabo (tenesmo rectal).
  • Pérdida de peso
  • Cansancio
  • Dolor articular o muscular
  • Puede haber febrícula, secundaria al propio proceso inflamatorio o en casos de infección asociada.
  • No tienen por qué estar presentes todos, los más frecuentes son el dolor abdominal y la diarrea.

Exploración física

          Puede ser completamente normal, con un abdomen blando, depresible. A veces se puede palpar una masa en el lado derecho del abdomen en la enfermedad de Crohn o ver una fístula en la inspección anal.

Hallazgos analíticos o de laboratorio

Pueden ser normales o pueden revelar anemia, déficit de vitamina D, déficit de vitamina B12, déficit de hierro o ferropenia, y elevación de parámetros inflamatorios como VSG, PCR, Leucocitos

Análisis en heces

          La Calprotectina fecal nos ayuda a distinguir una enfermedad inflamatoria intestinal de una enfermedad funcional. Si la calprotectina fecal está por encima de los límites de referencia realizaremos estudio endoscópico. 

Estudio endoscópico

  • Se realizará COLONOSCOPIA COMPLETA CON TOMA DE BIOPSIAS E ILEOSCOPIA de las regiones inflamadas y de colon derecho, colon izquierdo y recto incluso si la mucosa se ve normal para valorar inflamación a nivel microscópico.
  • En pacientes con enfermedad de Crohn y síntomas altos (dispepsia, hinchazón, saciedad precoz, náuseas) se realizará también GASTROSCOPIA CON BIOPSIAS gástricas y duodenales.
  • En pacientes con gastroscopia y colonoscopia normal y alta sospecha de enfermedad inflamatoria (síntomas + calprotectina elevada) se realizará CÁPSULA ENDOSCÓPICA para ver otros tramos de intestino delgado (yeyuno, íleon proximal y medio) no visualizados en el estudio endoscópico y en caso de ver afectación mucosa en dicha cápsula se indicará la realización de

Curso de la enfermedad

Es muy variable, al ser una enfermedad crónica que cursa en brotes habrá pacientes que tras un brote estén asintomáticos durante muchos años mientras que otros pueden presentar más número de brotes y la gravedad de los mismos también varía mucho entre pacientes.

Riesgo de cáncer de colon

  • El riesgo de cáncer de colon en pacientes con enfermedad inflamatoria está aumentado respecto a la población general.
  • El riesgo también depende de la duración de la enfermedad (la edad de comienzo de la misma), la extensión y la actividad de la misma.
  • El objetivo del seguimiento es la detección de displasia que está asociada al riesgo de Cáncer colorrectal y reducir así la mortalidad en aquellos que desarrollen cáncer.
  • La COLONOSCOPIA de screening es el método de prevención.
  • La CROMOENDOSCOPIA con biopsias dirigidas (con aplicación de índigo carmín o azul de metileno como colorantes) ayuda a realzar las irregularidades mucosas y permite realizar biopsias dirigidas para la detección precoz de zonas displásicas.

Tratamiento

  • La elección del tratamiento dependerá del tipo de enfermedad (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn), la localización anatómica, la severidad del brote y si el objetivo es inducir la remisión o mantenerla y prevenir nuevos brotes.
  •         El objetivo del tratamiento en un brote de la enfermedad será siempre conseguir la REMISIÓN CLÍNICA, ENDOSCÓPICA E HISTOLÓGICA (curación mucosa).
  •          Los tratamientos utilizados incluyen:
  •           5 aminosalicilatos (ejemplos: sulfasalzina, mesalazina)
  •           Glucocorticoides (ejemplos: prednisona, budesonida)
  •           Inmunomoduladores (ejemplos: azatioprina, 6-mercaptopurina, metotrexato.
  •          Terapias biológicas (ejemplos: infliximab, adalimumab, natalizumab, vedolizumabm ustekinumab).

Step up VS Top-Down Therapy

  • Generalmente hay dos aproximaciones al tratamiento:
  • Empezar con fármacos menos potentes que generalmente van asociados a menor efectos secundarios y sólo usar fármacos más potentes si el tratamiento inicial es poco o no es efectivo
  • Empezar con tratamientos más potentes como fármacos biológicos o inmunomoduladores antes de que los pacientes se vuelvan cortico-dependientes o cortico-resistentes.

Monitorización de la remisión clínica

          Es importante, además de comprobar que el paciente está asintomático, realizar Ileocolonoscopia a los 6-12 meses tras alcanzar la remisión clínica para valorar curación mucosa y microscópica. También los marcadores de inflamación analíticos (PCR, VSG) y la Calprotectina fecal pueden ser útiles. 

Esto se cerrará en 0 segundos